HOMBRO DOLOROSO- Un problema demasiado habitual

ARTROSIS DE RODILLA
octubre 28, 2018

HOMBRO DOLOROSO- Un problema demasiado habitual

HOMBRO DOLOROSO- Un problema demasiado habitual
Valorar



El hombro es la articulación que mayor variedad y amplitud de movimientos puede realizar, es el pivote sobre el cual nuestros brazos y manos se mueven para acciones tan esenciales  como comer, vestirnos, trabajar, manipular objetos  y todas las actividades gracias a las cuales podemos hacer una vida normal.

Esta gran movilidad y el hecho de que necesitamos nuestros brazos y manos esencialmente para casi todas las actividades de la vida diaria, provoca que algunas estructuras del hombro se vean afectadas por el sobreuso.

Una de estas estructuras afectadas es un grupo de músculos denominado el “manguito de los rotadores” y en especial el tendón de uno de estos músculos: el Supraespinoso , de hecho uno de cada doce europeos sufre de hombro doloroso y la lesión de estos tendones suele ser la causa más frecuente.

Del tendón del músculo Supraespinoso se puede decir que está hecho para sufrir pues cada vez que elevamos el brazo en particular por encima de la cabeza debe deslizarse por un estrecho canal , soportando la compresión, roce y choque contra otras estructuras.

Cuando realizamos demasiados movimientos por encima de la cabeza, ya sea por trabajo, deporte o tareas del hogar, etc.,  el tendón pone en marcha mecanismos de inflamación (tendinitis)  y alteración del movimiento normal que desequilibran la articulación.

El problema es que no siempre causa un dolor tan importante como para avisarnos de que el tendón está sufriendo, con lo cual seguimos ignorando esta situación hasta que el problema se hace crónico muchas veces provocando cambios estructurales irreversibles y a veces la rotura total o parcial del tendón.

CAUSAS

Movimientos repetitivos de elevación del hombro frecuentes en trabajadores manuales y deportistas.

-Defectos de la postura, como por ejemplo los hombros adelantados o abatidos, que predisponen a la compresión y roce del tendón.

-Desequilibrios musculares causados por unos músculos pectorales  y deltoides demasiado  tonificados haciendo que el manguito de los rotadores no pueda ejercer su función estabilizadora en los movimientos del hombro.

SINTOMAS

-Dolor localizado en la parte frontal o lateral del hombro, que empeora con la elevación del brazo o con actividades tan sencillas como ponerse la chaqueta,  conducir o  levantar objetos.

-Dolor a menudo nocturno que impide dormir adecuadamente sobre todo si se duerme sobre el hombro afectado.

-Imposibilidad o dificultad de movimiento del hombro  acompañado de dolor en movimientos de elevación  entre los 70º y 120º.

TRATAMIENTO

Para un correcto tratamiento es esencial conocer las causas que han provocado la lesión y determinar  las estructuras afectadas, también es importante descartar que el dolor no sea causado por irritación de las raíces nerviosas cervicales pues el dolor puede igualmente irradiarse al hombro confundiendo los síntomas fácilmente.

El fisioterapeuta después de un análisis exhaustivo de las causas, realizará las pruebas correspondientes para  identificar  las estructuras afectadas y  poder determinar  en qué fase de la lesión se encuentra el paciente para así mismo establecer los objetivos adecuados y asegurar  una rehabilitación eficaz y duradera.

El tratamiento va enfocado a:

-Disminuir las molestias y el dolor.

-Preservar la movilidad del hombro a menudo afectada por el dolor.

-Restablecer la función normal del hombro.

-Prevenir recaídas reequilibrando el tono y flexibilidad de los músculos encargados de estabilizar el hombro.

-Corregir la postura corporal en el caso de que haya sido una causa de lesión.

PREVENCIÓN

El hombro doloroso suele estar causado por sobreuso afectando a personas que realizan gestos de elevación del brazo en sus actividades habituales, ya sean en el hogar, trabajo o deporte,  es por esto que para evitar sufrir este problema tan habitual hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Al elevar el brazo hay que procurar que el codo este siempre por debajo de la mano.
  • Mantener una correcta postura corporal sobretodo evitando que los hombros caigan hacia adelante.
  • Si debemos realizar movimientos repetitivos con los brazos tratar de modificar las actividades para impedir que estas se realicen por encima de la cabeza y que como mucho los brazos se eleven hasta  la altura del hombro.
  • En el gimnasio debemos limitar aquellos ejercicios que exigen levantar pesos por encima de la cabeza tales como: todos los tipos de press militar, remo al mentón, elevaciones laterales con el pulgar hacia abajo pues estos aumentan la compresión y roce del tendón,  además de las aperturas y peck-deck demasiado amplios pues pueden desestabilizar el hombro.
  • A modo preventivo realizar ejercicios de rotación externa del hombro sobre todo cuando se entrenan los grupos musculares del pecho y hombros para así evitar desequilibrios musculares  en la articulación.
  • No ignores los síntomas de dolor o molestias del hombro, evita que el problema se haga crónico pues cuanto antes se identifiquen las causas y se aborde la lesión más rápido y mejor te recuperarás, mantente en forma y sin lesiones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar